Tag Archives: VIDA

Recuerdos del ayer.

2018- viajando conmigo mismo………..

Hace cerca de 5 meses tuve la oportunidad de viajar de nueva cuenta a Japón, y después a Corea del Sur. Ya antes había estado en Japón, y todo me había parecido muy novedoso, en aquel tiempo escribí algo sobre este viaje. Es así que hoy, escribo lo que se venía redactando en mi cabeza desde el día que regresé a Tierra Mexicana. Y quiero compartirlo aquí, esperando quizá alguna duda o alguna idea que se despierte al leerme.

Debo comenzar por decir que México tiene los colores y sabores más sorprendentes que existen en este planeta. Pero Japón y Corea del sur tienen lo suyo (y pensar que conocí tan poco de ellos).

Japón:

1. Ya me lo había advertido mi hermano, visitar Japón en temporada de Sakuras es la mejor decisión que uno puede tomar, todo se tiñe en tonos rosas, y todos conviven bajo un árbol de sakuras. La familia, los amigos el amor son importantes para esta fecha. Surge el deseo de convivir con la naturaleza, igual que como todos lo hacen. Se organiza un picnic, y al final del mismo todo vuelve a quedar limpio, una convivencia donde la naturaleza es la principal invitada.
2. Japón tiene buen clima en Marzo, llueve poco y un sueter es suficiente para el ligero frío.
3. Japón es económico y tiene excelente calidad en alimentos y hospedajes.
4. Definitivamente los japoneses son muy – muy coordiales con los extranjeros, y ser de México es “wow” para ellos, somos de muy lejos.
5. Las tiendas son muy pequeñas, pero hay de todo en ellas.
6. La tecnología es costosa pero en definitiva se encuentra lo último de lo último.
7. Hay tiendas de segunda de tecnología y prácticamente son aparatos en excelente estado- quasinuevos.
8. En Japón los jóvenes usan mucho el celular, a todas horas, y sabías que incluso en modo vibrador el obturador de las fotografías se escucha?
9. Los ancianos disfrutan mucho de los jardines, de la naturaleza, del viento, de platicar, del amor.
10. El aroma de Japón es muy peculiar.
11. Decretado, es indispensable visitar Hiroshima, no tiene sentido ir a Japón sin sentir cómo se cimbra la piel de pisar el parque memorial por la Paz ubicado en esta ciudad, seguro llorarás con alguna de las historias que ahí se cuentan, o por lo menos un nudo en la garganta experimentarás.
12. En Japón te quedas sin lenguaje, no tienes posibilidad de hablar o leer, entonces llega un momento en el que solamente te tienes a ti mismo, para hablar contigo mismo, descubrirte y lanzarte preguntas a ti mismo, lo cual llega en algún momento a ser muy interesante porque es como convivir con la mejor parte de ti mismo, y te conviertes en tu mejor amigo.
13. Japón genera una sensación de paz, el miedo y la paranoia de vivir en un país tan inseguro como lo es México (y aún más Zacatecas), se desvanece, y entonces regresar a México después de un mes es abrumador, y triste porque acostumbrarse a la paz y seguridad es reconfortante, caminar por calles solitarias y oscuras por la noche sin temor, dejar cualquier cosa en cualquier lugar y saber que ahí seguirá es como un sueño, en donde el respeto es indispensable para la cultura Japonesa.
14. En los museos se puede ver el esplendor de la cultura Japonesa, y hay mucho sobre la tradición de los Sakuras.
15. Un día, o quizá varios días se extraña la comida mexicana, pero principalmente a las personas que forman parte de mi vida diaria.
16. Te reconcilias contigo mismo después de caminar tanto, por lo mismo hay que llevar siempre unos buenos tenis que no se desbaraten con facilidad, como me pasó a mi.
17. Los helados en Japón, son muy muy, pero muy deliciosos, es un sabor que siempre se extraña.
18. Hay tanto rosa que es imposible no desear vestir algo de color de rosa, o por lo menos me pasó a mi.
19. El desamor se cura viajando, y de repente se sobre-escriben historias mas alegres.
20. Escuchas tanto hablar a los japoneses que llega un momento en el que pareciera que cantan, o tienen un ritmo natural al hablar, como música.
21. Los jóvenes se ven cansados al final del día de tanto trabajar.
22. es cierto, en los trenes y metro todos duermen, sin pendiente alguno.
23. La mayoría son delgados y suelen vestir de colores negros, azules, grises…. todo muy sombrío.
24. Japón: regresaría tantas veces pudiera.

Corea del Sur.

1. Hay mucha seguridad en este país, por todos lados.
2. Las ciudades que por lo menos visité en Corea del Sur (Busan, Seul y Gyeongju) no son muy limpias en comparación a como es Japón.
3. Hay tanto ruido como lo hay en Cd. Mx.
4. El tráfico es tan sufrible como en México pero los carros son de último modelo, y la gran mayoría cuenta con una cámara delantera que graba mientras manejan.
5. La comida que es transparente (algún caldo o verduras) es seguro que es sin sabor, más vale pedir algo que por lo menos tenga rojo.
6. El corea la carne es muy deliciosa.
7. Los jóvenes varones suelen ser “llenitos”, pintan su cabello de rubio, y algunos se maquillan, lucen bien.
8. Todos escuchan música, hay manifestaciones en las calles, el tráfico los hace sonar el claxon, la gente no siempre respeta las filas, en la escritura hay círculos, mientras que en la escritura japonesa no los hay.
9. Despiertas un día en Corea y sientes que estás bien porque te tienes a ti mismo, sales y sin lenguaje logras comer, llegar, encontrar, comprar, ser y deshacer.
10. Los programas de televisión son muy graciosos, aún sin entender lo que dicen. ese gangman style es un tipo gracioso allá, y es un ídolo musical
11. la música te hace sentir bien a todas horas.
12. Ser de México es aún más sorprendente para los Coreanos que para los Japoneses.
13. Recomiendo ser más abusado en Corea, porque aquí también les gusta la transa.
14. Para cuando estuve en Corea del Sur, la tensión política entre las dos Coreas era grande, y en la frontera con Corea del Norte hay muchos requisitos (larga historia y larga caminata para llegar hasta ahí).
15. La distancia borra algunos recuerdos del desamor.
16. Corea del Sur: mucho color, parece en muchas cosas a México.

Fue grato durante aquel mes fuera de México, tener la compañía de tantos amigos, pues haciendo uso de las redes sociales siempre era bueno un saludo, aún y con lo complicado de la diferencia horaria. Sin duda viajar algo bueno trae a la vida, al alma, a los recuerdos…
Sigue en mi mente aquel dilema sobre el día que no viví y el que viví dos veces!!! jajaja

Al regresar a México, a los dos meses de haber dejado Asia, tuve la dicha de estar en el Estado de Oaxaca, y sin duda tenemos cosas bellas en este país, sin embargo la crisis social y pensar en ocasiones de más me provocó las tristezas resultantes de la corrupción que invade a este país y de la que algunas veces hay que ser parte para no ser arrollado por ella. Sin embargo en los aromas de México descubrí de donde vengo… por fortuna de una familia amorosa. Dias después de Oaxaca, me embarqué a la CD. MX. y en el museo de antropología e historia, pude en un suspiro volver a sentir lo que es ser de México, y tener la fuerza de hacer algo por este país. Seguir poniendo mi pequeño granito de arena, ayudando a aquellos que buscan en mi consultorio la paz, conocimiento y y luz que calme sus dolores… y en clases educando a grandes alumnos que serán colegas en pro de la salud mental.

para finalizar… Después de convivir con tanta naturaleza, conmigo mismo, con mi hermano, con otra comida y hasta otra moneda, se depura el alma, te das cuenta que prescindes de muchas cosas, y sin saber que estás viviendo algo extraordinario, porque ciertamente se llega a ser muy inconsciente de la fortuna que se tiene por una experiencia así, la vida va tomando otro rumbo, seguro vendrán nuevos planes, el mar se verá distinto y hasta la vida tendrá otro color… y sin saber lo que me deparaba el destino aquel viaje me llenó de amor a la vida… y hoy escribo estas lineas mientras se teje otra historia y se planean otro viajes, pero eso aún está en el tintero.

I&K——-> moment to say goodbye to the: bad dream…

El prólogo de mi vida.

Hoy tengo la impresión de que todo lo que he vivido hasta el día de hoy fue un hermosos prologo, un descriptivo prólogo, breve, con unas cuantas lágrimas y muchas sonrisas. Un prólogo que da hoy la bienvenida al resto del libro.

Disfrutemos nuestros prólogos y abramos las páginas en blanco de nuestra vida para escribir en ella capítulos en donde la historia, nuestra historia, nos lleve a nuestro final feliz.

Jorge.

 

 

Educar nuestras emociones empieza en casa.

La salud mental, que tantas veces se menciona ser tan importante como la salud física, es no solo cuestión de ir al psicólogo o psiquiatra, es una cuestión de educación familiar. Es importante aprender dentro de la familia a hablar sobre este tema, educar sobre las emociones, sobre lo natural que es sentir enojo, alegría, envidia, rabia… emociones que despiertan sentimientos de venganza, de competencia… y que alimentan nuestras motivaciones, ilusiones, sueños y planes a futuro.

Es por ello que dentro de la familia es donde aquella trillada pregunta, que se piensa se hace siempre en terapia, debe existir: ¿y qué te hace sentir ? Muchas veces el error en el cuidado de la salud mental reside en deducir lo que el otro siente, “está enojado porque tiene tarea”, “está celoso porque nació su hermanito”, “se puso borracho porque extraña a la exnovia”, por empatía podemos deducir lo que el otro siente y varias veces estaríamos en lo cierto, pero, y ¿cuándo no es correcta nuestra interpretación?

Hablar de las emociones resultaría positivo porque se expondría lo que se siente, lo que se piensa y el cómo se entiende el mundo, y a partir de ahí iniciar la conversación entre hijos, padres, esposos o nietos, educándose y educando en el tema de la salud mental.

El discurso que escuchamos varias veces como psicólogos, nos lleva a descubrir que hay pacientes que no saben hablar de sus emociones, que se les adjudicaron sentimientos que en realidad no tenían, personas presionadas por secretos familiares y por una imposibilidad para hablar de lo que sienten, o peor aún de conectar el discurso con la emoción, personas que cuentan historias verdaderamente tristes pero sin lágrima alguna en su rostro, y viceversa, pacientes con momentos muy alegres pero padeciendo y culpándose de poderlos disfrutar. Todo esto en el ambiente familiar en cierta forma se fue normalizando, y es lo que con el tiempo fue afectando la salud mental.

Hablar sobre las emociones dentro de la familia facilitaría cuando alguien acude al psicólogo el hablar de un tema que en familia ya ha sido hablando, convirtiendo así el espacio de la terapia en un espacio que no genere ansiedad ante la situación de exponer lo que nunca se habla en casa. Quizá de ahí venga la broma a esta pregunta: ¿y cómo le hace sentir eso?, convirtiéndola así en una tontería de pregunta y no en un cuestionamiento sobre el por qué nadie me lo había preguntado en casa.

La comparación no es del todo exacta, pero es similar a cuando preguntamos por cuestiones físicas: ¿por qué te duele la cabeza?, ¿comiste?, ¿en dónde te duele?, ¿desde cuándo?, ¿será que tienes migraña?… y que es menos agresivo que decir solamente: te duele la cabeza porque tuviste mucho trabajo. (Insisto, pudiera ser acertado, pero y ¿cuándo no lo es?).

Empieza por preguntarte cómo te sientes y de igual manera pregunta en familia cómo se sienten. 

Compartan, comparte, no es fácil escuchar emociones pero se puede aprender y así educarnos sobre la salud mental. 

Comidita para el corazón.

Quiero contarles lo que acaba de pasar hace unos minutos.

Personajes: Señora de Oaxaca y Yo

Lugar: Mi consultorio

Entra una señora a la clínica, desde la puerta ofrece pulseras, apenada me pregunta si puede pasar, lo hace casi con miedo.

YO: Pásele señora.

Comienza a mostrarme las pulseras, son de esas tejidas y de chaquira…

Yo: de donde viene?
Sra.: de Oaxaca
Yo: y qué hace hasta acá.
Sra.: buscando donde compren lo que vendo.
Yo: tan lejos?
Sra.: si, es la necesidad

Platicamos de las pulseras, de cómo las hace, me queda claro que ella las hace, es una ARTESANA MEXICANA, y viene hasta la puerta de mi trabajo.

Elijo dos pulseras… Y le pregunto: “y cuánto cuestan?”

Sra.: 25 cada una
Yo: deje voy y traigo el dinero
(regreso) … Y las personas le regatean?
Sra.: sí, dicen que porque no hay dinero. En realidad son de 35 pero ya mejor las dejo a 25 a ver si así no regatean.

(la señora se ve humilde, cansada!, asoleada, aterrada, y carga bultos en sus hombros, es inevitable que se haga un nudo en la garganta)

Yo: tenga (le doy un billete de 50 y uno de 20)
Sra.: me regala estos 20 pesos?? (sorprendida y claramente sonriente)
Yo: No, no se los regalo,es lo que vale su trabajo, 35 y 35 son 70. No deje que los demás le den valor a su trabajo.
Sra.: dios se lo pague con mas, mucho mucho mas, gracias, muchas gracias. Va a ver luego que le va a dar Dios mas! La gente no es como usted señor. (único momento incómodo de la plática, que la señora me dijera señor)

(
SI EL GOBIERNO NO VA A VER POR SU PUEBLO, A NOSOTROS NOS TOCA VER POR NUESTRO PUEBLO. Ese es el motivo por el que a mis alumnos les enseño todo lo que puedo. A mis colegas les ayudo y prepararse para que den talleres. A mis pacientes no les digo cómo o qué hacer, que ellos lo hagan y aprendan a cuidarse solos. Si el gobierno no va a ver por los pobres nos toca a nosotros ver por ellos.
)

Sra.: … ” de veras”, ojalá valoren mi trabajo los demás.
YO: valorelo usted y ya no lo ande malbaratando.
Sra.: (sonríe) y luego yo tan lejos…
Yo: extraña Oaxaca?
Sra.: si (guarda sus cosas y se va…

Pd. Mely, hoy estrenas pulsera 🙂

Hogar dulce hogar.

Reflexión de media noche:

A lo largo de la vida cargamos con una maleta en la que hemos ido guardando valiosos tesoros:

recuerdos infantiles, juguetes, llantos, ilusiones, corazones secos, pensamientos, luces y oscuridades, sentimientos, muertes, salidas, mapas, amigos, navidades sorprendentes, cartas al niño Dios, secretos— muchos secretos… globos de fiestas, piñatas quebradas, bolsas de dulces, boletas de calificaciones, el regalo del diez de mayo de mamá y su cara cuando lo recibió, refugios, miedos, abandonos, comida!, sonrisas, miradas, abrazos, canciones de Shakira, canciones de todos, lagrimas del primer amor, lagrimas del último amor, sonidos, olores, sabores dulces y amargos!, números de celular, fotos adolescentes, borracheras, cartas en blaco, dinero, trabajos, rabia, zapatos y ropa… fama!, premios!, dolor, moda!, caricias, tenedores y cucharas, navajas, colmillos, aretes y broches…

palabras de mamá y de papá que dolían, palabras de mamá y papá que abrazaban…

pianos y violoncellos!, existencias, posters de nuestros artistas favoritos, imagenes de un partido de futbol, caras largas!, un mp3, un cassette, un cd, un disco de vinil, cri cri…

tormenta!, el sol y la luna, mentiras y nuestro traje de camaleón, flores y colores, fantasmas, sueños, el anhelo de estar con alguien para siempre…

Nostalgia! y soledad!

aire!

y sobre todo: VIDA….

propuesta: no te aferres a todo lo que en la vida has obtenido… lleva en aquella maleta lo que te permita ser feliz, elige bien y lo demás consérvalo como parte de tu historia.

deja algunas cosas a lo largo del viaje, para que no lastimes tu espalda… pero sobre todo para que puedas adherir cosas nuevas… Duele desprenderse de lo que tanto nos costó cargar por años… pero solo así podemos tener nuevas aventuras y un equipaje más acorde a quien somos en la actualidad!

Y así como avanzamos y disfrutamos la vida.

Japonesio

Tras catorce horas de vuelo y una cálida bienvenida en migración, crucé una puerta y ahí estaba a quien visitaba. Todos alguna vez hemos tenido esos reencuentros que llenan tanto a nuestro corazón.

Fue entonces que comprendí que estaba en otro país, que no tendría lenguaje, que no sabía leer, que dependía completamente de mi hermano y de mi celular pues en casos como este el celular sí es una necesidad.

Tokio es una ciudad enorme, en donde puedes encontrar lo mejor en ropa y en tecnología. En cuanto a la tecnología hay tiendas de segunda, perfectamente bien establecidas con productos que sólo están ahí porque su dueño ha comprado el modelo siguiente. Cámaras fotografías y de video, celulares, robots en todas las modalidades posibles, y de videojuegos todos los que puedan imaginar desde el atari hasta los más actuales. Y todos en perfectas condiciones y a precios de ensueño. Ahora me parece que en México compramos todo a alto costo. Los templos y castillos son verdaderas obras de arte arquitectónicas. Son pocos los que siguen siendo los originales. La mayoría ya son reconstrucciones y más tras la Segunda Guerra Mundial. Tienen detalles en los techos y en las paredes, ojalá algún día puedan verlos. Las iluminaciones por fin de año las hacen sin escatimar en el costo del recibo de luz. Hay luces navideñas por todos lados. Y muchas pantallas y proyecciones navideñas.

El museo nacional de Tokio tiene una colección de kimonos impresionante. Ahora se que no es lo mismo un kimono y una Yukata y creo que estamos mas habituados a conocer la yukata en México.

Las caricaturas japonesas de los estudios Ghibli plasman perfectamente la cultura japonesa y están muy apegadas a la realidad y a sus leyendas.

El castillo de oro, que en realidad se llama Rokuoj-Ji, es impresionante, las emociones de lo novedoso son fascinantes, yo sentí lo mismo que cuando vi las edificaciones de Palenque en Chiapas, igual de hermoso.

Creo que las luces siempre les han gustado a los japoneses porque en sus templos y castillos hay lámparas con mamparas de papel y en las noches las prenden todas, y se pueden sacar hermosas fotos de esas lámparas.

Caminar entre siervos en Nara es muy bonito para la foto. Pero también es atemorizante porque todos buscan comida, ya que se les puede alimentar con galletas que ahi mismo venden. Ojo, una galleta puede atraer a muchos siervos y en pocos minutos estar rodeado. Los extranjeros al vernos amenazados corremos como si una jauría de perros nos atacaran. Somos exagerados.

En Studios universal la mejor atracción es la de Harry Potter. Muy recomendable, salen unos dementores que son idénticos y dan mucho miedo provocando gritos de mucho pánico. La comida en Osaka es deliciosa. Muy deliciosa, mas la que venden en pequeños restaurantes.

La lluvia en Japón es muy fastidiosa, llueve mucho y yo creo que por eso han sacado tantos modelos de paraguas. Mínimo para disfrutar la lluvia por el paraguas comprado.

En Arashiyama hay una casa en medio de la nada, vale la pena caminar hasta ahí, cuando visiten Japón no duden en ir. Les va a enamorar ese lugar con una vista impresionante.

Los baños tiene muchos botones, me refiero al retrete, hay que preguntar antes de usarlo.

Las toallas que usan para secarse en cuerpo tras un baño son muy pequeñas, como las que nosotros usamos de toalla de manos. A los ancianos se les respeta mucho y se ve que los ancianos disfrutan su vejez. El arroz japonés es muy rico, y hay muchas cosas para acompañarlo, especies de muchos sabores. En los trenes todos viajan en silencio. Venden unos modem portátiles y así fue como le hice para estar siempre conectado. No basta con saber inglés, es más, creo que es más probable que te hablen en español.

En Beppu hay que entrar a un onsen, la piel queda muy suave y el cabello muy lacio; no pueden dejar pasar ese momento, y siempre hay que seguir las reglas al pie de la letra en lugares como ese. En todas las estaciones del tren hay sellos, compren una libreta y en cada estación pidan su sello. Son recuerdos súper bonitos y sencillos del viaje y las estaciones.

En Onomichi hay cerca de 20 templos que puedes visitar a pie, están entre las casas, caminas entre callejones muy parecidos a los de Guanajuato, es muy cansado porque es colina arriba. Ahí hay un puerto, de los importantes en Japón, y en la parte más alta un teleférico como en de Zacatecas. En verdad es muy cansado hacer reste recorrido. Todos los budas que están en templos o en museos están muy detallados.

Mi lugar favorito fue Hiroshima por lo que representa en la historia universal, por lo que encuentras ahí, por las historias que de ahí se desprenden. Ahí puedes firmar una petición que la ONU leerá, yo he escrito una por la violencia que vivimos en México. Es increíble lo destructivos que llegamos a ser los seres humanos. Ahí hay muchos monumentos en pro de la Paz.

En Okayama hay muchas tiendas con cosas típicas del Japón. El Sake de ahí es muy artesanal. Creo que nunca encontré el sabor del Sake, y sabían que se puede tomar frío o caliente ? En Disney Tokio los japoneses enloquecen con Mickey Mouse. Y yo también. Hay un espectáculo en el que baila tap, y los siempre serios Japoneses enloquecen y gritan. Todo lo que en el súper está empaquetado, y no tiene dibujo descriptivo de lo que es, es imposible saber si será una buena o una mala compra, y he hecho muchas compras que vamos a clasificar en: extrañas.

En Asakusa hay un templo que es muy visitado. Ahí todos piden buenos deseos y puedes en unos cajones pedir tu suerte, dice la mía que tendré un buen año y que mis metas se harán realidad. Muy alentador.

Aquí venden mucho Sake, en todos los Super hay una sección de Sake. El sabor, como decía arriba, nunca lo encontré, pero es “muy pegador”.

Aquí todo lo que venden de mazinger Z es muy costoso. Y es un clásico de las caricaturas.

En Japón si se come picante, el curry es muy picante.

Aun con frío todos compran nieve de de chocolate o de vainilla. Y venden unos helados enormes a los que les Agregan fruta, enormes quiere decir ENORMES!.

Viví el 14 de diciembre más largo de toda mi vida y el dia 13 nunca existió. Mientras que el 5 de enero lo viví dos veces, incluso puedo presumir que viaje en el tiempo.

En Japón vive mi hermano. Y es un gusto reencontrarle, y una alegre nostalgia dejarlo, y a quienes me lo han preguntado tantas veces, repito que no da tristeza dejarle, pues se que está bien y que es alguien exitoso y feliz, una fuga de cerebro de este país.

Ahora Japón forma parte de mi historia, tejerá los siguientes viajes y formará parte de mis raíces…

Hanami con tequila.

Japón 2018

La naturaleza es vida, ciclo, frescura, sequía, paz, eternidad, muerte y renacimiento.

Las plantas, desde las más pequeñas hasta los árboles más enormes, echan raíces.

Hanami, es una festividad japonesa, les cuento:

… y como cada año, los sakuras (los cerezos) darán vida en sus ramas a aquellas espectaculares nubes rosas y blancas para teñir de color las calles, los parques, los bosques y los jardines de las casas. Los japoneses se reúnen bajo los cerezos para platicar, reír, tomar y comer. Es como un día de campo. Según he entendido, esta reunión es un encuentro con la naturaleza, la flor del cerezo es muy bella, pero frágil, ya que el aire y la lluvia harán que los pétalos de los sakuras caigan, y cuando esto sucede los frágiles pétalos revolotean al son del aire, fingiendo ser copos de nieve rosados.

Todos en Japón se reúnen en torno a los sakuras, Niños, ancianos, adultos, mascotas, jóvenes, mariposas, aves; en familia, con amigos o con el amor. Es todo un festejo, grande, de los importantes (como el día de muertos en México), y solo durará unas semanas, no se sabe cuánto ya que Será la naturaleza quien decida el tiempo de vestir de rosa las calles… y después de teñirse todo de rosa y blanco, surgirá un vivo verde, y así los árboles se vestirán de frondosas galas. Será en el otoño que su vestimenta se harán doradas y rojizas, Para después volver a desnudarse, esperando volver a vestir, por unas cortas semana, de rosa.

El hanami coincide con las vacaciones escolares, así que niños y jóvenes pueden disfrutarle, acudir a los parques con los sakuras (por cierto que aquí suelen acudir vestidos de kimono, hombres y mujeres), eso si, todos tomamos muchas selfies; en Tokyo son más cosmopolitas y celebran incluso con champaña… árboles de cerezo hay en otros países de Asia, en Corea por ejemplo no es tán importante como en Japón, mientras que en China al parecer si.

Sakuras sólidos con flores frágiles… esta fragilidad representa el renacimiento, como ese que tuvo Japón tras la Segunda Guerra Mundial.

Así pues, todos renacemos y aún y con nuestra fragilidad, teñimos de color nuestra vida, algunas veces el renacimiento tarda un poco más…

…las raíces se alimentan y fortalecen de todo lo que rodea a una planta. Fortalezcamos nuestras raíces de todo lo que llega a nuestra vida… hoy las mías, mis raíces, se nutren de todo esto que vivo en Asia, y quizá con los meses olvidé los detalles de lo que he visto, oído, comido y sentido, pero permanecerán en mis raíces, como inspiración de los siguientes escritos de la vida…

Kampai.

Buenos días Zacatecas——> buenas noches Hiroshima, Ciudad que renació tras la crueldad humana.