Tag Archives: Melanie Klein

Un caso de Psicosis Infantil.

Un caso de Melanie Klein

Dick o el sadismo

 

T. Garcia-Fons

M.- Cl. Veney-Pérez

 

El siguiente escrito es un ensayo basado en el texto escrito por Melanie Klein sobre este caso, así como siguiendo las observaciones del libro “Los más famosos casos de Psicosis de Juan David Nasio”.

Muchas son las aportaciones que hizo Melanie Klein al Psicoanálisis, en especial en el trabajo con niños, sobresaliendo su técnica con el juego, su teoría de las posiciones paranoide y depresiva, el superyo y complejo de Edipo tempranos, a partir de las cuales Melanie Klein explica el desarrollo psíquico infantil, explorando más allá de donde había comenzado Freud.

Lo interesante de la presentación de este caso en “Los Más famosos casos de Psicosis” es el análisis biográfico que se hace de Melanie Klein y que al indagar un poco más sobre su vida vemos como su historia fue influyendo en la construcción de su teorías. Por ello iniciaré por hacer una reseña biográfica de ésta psicoanalista, quien encabeza una de las escuelas y corrientes más importantes dentro del Psicoanálisis.

Los padres de Melanie fueron Moriz Reizes y Libussa Deutsch (mucho menor que él) contrayendo matrimonio en 1875. La madre era un personaje complejo y omnipresente, una mujer hermosa cultivada, autoritaria y como se irá viendo fue siempre una figura muy importante en la vida de Melanie.

De este matrimonio nacen Emilie (1876), Emanuel (1877), Sidonie (1878) y por último Melanie (30 de marzo 1882 en Viena). Como familia se caracterizaban por una riqueza intelectual, relaciones marcadamente pasionales, amor fusional, celos, reproches, rechazos, crisis de furia y culpabilidad. Además de tomar en cuenta que por la época antisemita,  seguramente eran víctimas de humillaciones.

En 1886, muere Sidonie, víctima de escrófula (una variante de la tuberculosis), Melanie de cuatro años de edad seguramente sufrió las consecuencias de unos padres deprimidos por este suceso por lo que será una de las muchas pérdidas que vivirá Melanie y que irán formado su personalidad. A los 14 años  Emmanuel la apoya, preparándola para estudiar psiquiatría, a los 17 años se compromete con Arthur Klein (de ahí el apellido) un químico industrial de 21 años, amigo de Emmanuel, por lo que abandona la idea de estudiar medicina. En l900 muere su padre, una segunda pérdida que influye en su decisión de contraer matrimonio; en 1902 muere Emmanuel (quien fuera su confidente, amigo y profesor) ya que hacía años estaba enfermo de Fiebre Reumatoide. El 31 de marzo de 1903 (un día después de su cumpleaños 21) se casa con Arthur. Nace entonces su primera hija Melitta (1904), siguiéndole Hans (1906) el cuál muere trágicamente en 1934 en accidente de montaña, y Erich (1914), siempre manteniendo una relación muy estrecha con su madre. En términos generales esta es la vida de Melanie fuera del Psicoanálisis, pero entonces, cómo es que se relaciona con esta corriente en auge.

Se sabe que en 1910 Melanie padecía por un fuerte y prolongado estado depresivo, esto debido a las pérdidas que había tenido años atrás y que al parecer no habían sido elaboradas satisfactoriamente, al mismo tiempo vemos como la depresión era una constante en su vida, lo cual probablemente influye en la creación de las teoría de las posiciones, Melanie pasa largos periodos en clínicas. Cuando tendría 35 años (1917) su madre muere, mujer siempre importante es su vida,  lo cual agrava la depresión de Melanie, por lo que inicia análisis con Ferenczi, uno de los personajes más importantes en los inicios de Psicoanálisis quien motiva a Melanie a dedicarse al análisis infantil por verle dotes en la comprensión de los niños y por el interés que tenía hacia ellos, además de quedar maravillada al leer “Interpretación de los Sueños” de Freud quien para 1917 ya había escrito sobre las pulsiones, el Edipo y narcisismo. Su análisis se ve coartado por la guerra.

En 1918 Melanie asiste al 5º congreso Psicoanalítico Internacional, con la presidencia de Ferenczi,  fortaleciendo su deseo de dedicarse al Psicoanálisis, así pues inicia a trabajar con niños y a desarrollar sus primeras ideas, para en 1920 en el 6º congreso leer su trabajo sobre Técnica del análisis infantil, a partir de la creencia de la existencia de una realidad psíquica desde el origen, en la posibilidad de transformar esta realidad y en los efectos de esta realidad, en este congreso conoce a Abraham que como se sabe era uno de los teóricos, jóvenes, con un futuro prometedor, con quien se somete a análisis en 1924, hasta la muerte de éste en diciembre de 1925.

En 1922 es aceptada como miembro de la Sociedad Psicoanalítica de Berlín, mientras Anna Freud de la sociedad Psicoanalítica de Viena en donde Freud toma partido por su Hija. En 1926 Ernest Jones llega a Inglaterra para pedir a Klein que analizara a sus hijos y a su esposa. Así pues en 1927 ambas, Klein y A. Freud,  presentan sus postulados sobre técnicas para el análisis infantil, siendo de 1928 a 1939 la época más productiva de Melanie Klein. Es precisamente en el transcurso de estos años y con una historia personal por detrás que llega a su consultorio el pequeño Dick. El Artículo en el que Klein habla de este caso, es en “la importancia de la formación de símbolos en el desarrollo del Yo”.

El caso Dick data del 27 de enero de 1929, después de haber presentado su teoría y Técnica ante la sociedad Psicoanalítica y haber quedado establecida una rivalidad entre Ella y A. Freud. Ante Klein se presenta un niño de 4 años, con el que trabajaría a partir del juego.

¿Qué sucede en el transcurso del tratamiento del pequeño Dick? Este se presenta ante Klein como un niño con pobreza en su vocabulario,  su desarrollo intelectual estaba en el nivel de un niño de 15 ó 18 meses. Rara vez había manifestado angustia, no mostraba intereses, no jugaba y no tenía contacto con su medio. Algunas palabras, con frecuencia las alteraba completamente, aunque otras veces podía pronunciar perfectamente las palabras, pero seguía repitiéndolas en forma incesante y mecánica hasta que hartaba a todos; cuando se lastimaba, demostraba gran insensibilidad al dolor “no experimentaba el deseo universal en el niño pequeño de ser consolado y mimado”. No se aprecia ninguna emoción en su rostro,  mostrando indiferencia, a lo que desde mi propia experiencia nos indicaría ya algo que no se podría dejar como un elemento aislado, pues es poco común que un niño de cuatro años no presente un mínimo de angustia al quedarse solo con un extraño. Así pues Dick comenzó a correr de un lado a otro con movimientos que parecían no tener coordinación.

De la información recabada con los padres se sabía que al nacer, la madre había tenido problemas para amamantarlo, estando por ello a punto de morir de inanición. Recurriendo entonces a una nodriza, poco afectuosa. Por lo que se observa una carencia de afecto, de amor en los primeros meses, que como se ha venido tratando es una de las constantes en los casos de Psicosis. Afortunadamente, a los dos años tuvo una nueva niñera que era afectuosa con él, desarrollándose positivamente la adquisición de la marcha motriz, sin embargo hubo dificultades para el control esfinteriano que hasta los tres años controló. Esta misma niñera reprende la masturbación lo cual originó sentimientos y temores de culpa. Otra figura importante era su abuela, con quien a los dos años establece una relación más estrecha, sin embargo ni la niñera ni la abuela habían conseguido ponen en marcha la ausente relación objetal que se había dado en los primeros meses.

¿Qué plantea Klein a partir de este caso?:  Klein en este artículo, habla de que “…hay una etapa temprana del desarrollo mental en que se activa el sadismo en cada una de las diversas fuentes de placer libidinal” agrega después “…el sadismo… inicia con el deseo oral-sádico de devorar al pecho de la madre y desaparece con el advenimiento de la primera etapa anal” En donde el fin de esta etapa según Klein es el de apoderarse del contenido del cuerpo de la madre y destruirla con todas las armas que el sadismo tiene a su alcance, en este caso los dientes. A partir de este planteamiento que hace Klein, puede ubicarse el Edipo mucho más temprano de lo que refería Freud, por ello cuando se habla de Edipo es importante a partir de que autor nos referimos y especificarlo, así pues en términos de Klein sí podría hablarse de un Edipo en la estructura Psicótica. Esta fase, señala Klein “constituye… la introducción del complejo de Edipo”. Klein supone que en esta etapa ya se tiene un conocimiento inconsciente  de la escena primaria, por ello el niño lo que espera encontrar en el interior del cuerpo de la madre sería el pene del padre, excrementos y niños, homologándolo todo con sustancias comestibles. Por ello al dirigir los impulsos sádicos a la madre lo que el niño en la fantasía estaría destruyendo sería tanto al padre como a la madre, despertándose entonces angustia por el temor a ser castigado por ambos padres, unidos, “esta angustia es internalizada a consecuencia de la introyección oral sádica de objetos y así se dirige hacia el Superyo temprano”, por lo que como vemos desde Melanie Klein ya hay un SuperYo y no como en la teoría clásica de Freud como resultado de la resolución del Edipo.  Este sadismo comienza en el momento del destete, por la necesidad del bebé de prenderse del pezón “alimento” de la madre, este momento es de suma importancia para el bebé y por ello toda su energía gira alrededor de esto, esto viene a ser parte de la explicación de la posición paranoide. Seguida de la etapa Oral-Sádica aparecería el sadismo uretral y anal, en donde desde la fantasía los excrementos se transforman en armas peligrosas, que lastiman. Si el niño dirige esta agresión hacia la madre y por ende al padre, el objeto atacado se convierte en una fuente de peligro, temiendo que se le ataque a él de igual forma.

Klein agrega además que el simbolismo permite construir la “relación del sujeto con el mundo exterior y con la realidad en general”. Ese sadismo que se despierta en esta etapa, permite la relación con el exterior, con la realidad, es entonces donde el Yo, dependiendo de su desarrollo, tolerará esta angustia que se genera por la agresión dirigida a sus objetos primarios, a partir de tolerar esta angustia podrá desarrollarse. Por ello en el caso del pequeño Dick, lo que se aprecia es, un Yo con dificultades para tolerar la angustia. “Lo genital había intervenido muy precozmente; esto produjo una prematura y exagerada identificación con el objeto atacado y contribuyó a la formación de una defensa igualmente prematura contra el Sadismo”, por lo que el desarrollo de símbolos se había detenido. En sus juegos, el pequeño Dick se interesaba por los trenes, estaciones, puertas (abrirlas y cerrarlas) y picaportes, que representaban la escena primaria, por lo que se apreciaba que la detención de la formación de símbolos estaba relacionada con el temor al castigo.

Aparte de la aportación teórica también hay todo un aporte técnico, donde se recibe a los niños en una habitación específica con juguetes, lavabo y paredes lavables. Es a partir del juego como el niño se expresa, viene a ser como la palabra en el adulto, a esto es a lo que Klein llama simbólico, a esta expresión a partir del juego; como en el caso de Dick, había dificultades para interesarse por el exterior y para jugar, Klein hace modificaciones que resultan bastante favorables. En cuanto a la ausencia de angustia, como se sabe es uno de los requisitos de analizabilidad, por lo que al promoverla Klein a partir de las interpretaciones comienza a haber un contacto con el inconsciente del niño.

Aunque para estas fechas no se han planteado los conceptos de posición paranoide y depresiva, así como tampoco el de pulsión de muerte, vemos que las ideas aquí desarrolladas van encaminadas hacia la creación y entendimiento de dichos conceptos En este caso lo que se ve es una fijación y no una regresión. Algo que sobresale en este caso es la poca intervención de Klein con los padres, además de que parecían ser padres muy ausentes y poco involucrados con el tratamiento.

Melanie Klein finalmente muere el 22 de septiembre de 1960, después de haberle detectado cáncer de colon.